Envíos gratis en CABA para órdenes mayores a $3200! 3 cuotas sin interes con todas las tarjetas. Envíos gratis en CABA para órdenes mayores a $3200. 3 cuotas sin interes con todas las tarjetas.
  • El ABC de los cuidados: Ante la duda, pensá como una planta!

El ABC de los cuidados: Ante la duda, pensá como una planta!

El ABC de los cuidados: Ante la duda, pensá como una planta!

Antes que nada, queremos decirte que no es para nada complicado tener tus plantas bien saludables, sólo es necesario poner atención en algunas cuestiones básicas.

Como todo ser viviente, las plantas necesitan de dos cosas: alimento y oxígeno.

Esto lo conseguirán a través de la luz, del suelo y de las estomas, unas células microscópicas encargadas del intercambio de gases con la atmósfera.

Aquí, te damos el ABC para tener en cuenta a la hora de aprender a cuidar de tus plantas (y para que veas que no es una ciencia muy exacta).

  • El lugar: Llevate la planta adecuada para tu espacio, es de suma importancia elegir el lugar en donde vamos a situar nuestras plantas. Existen plantas que prosperan mejor bajo el sol directo y otras que prefieren una buena iluminación, pero no directa del sol, y otras que se adaptan mejor a lugares con poca luz. Para esto es importante que antes de elegir tu planta, decidas el lugar en donde la vas a situar. Acá, el orden de los factores sí altera el producto. Si no estas seguro de qué planta es adecuada para qué espacio, podes escribirnos y nosotros podemos aconsejarte.
  • El suelo: Hay una palabra clave para aprender cuando hablamos de suelo, o de lo que comúnmente llamamos tierra: el sustrato. El sustrato y la planta son como la tapita de la oreo y el relleno: no pueden vivir la una sin la otra. Hay sustratos de distintos tipos, algunos son porosos, otros arcillosos, y otros tienen una mayor retención de humedad. Depende el tipo de planta que vayamos a comprar, el sustrato que elegiremos para ella. En este sentido, es de vital importancia (literalmente) entender que las plantas también respiran mediante sus raíces. Por lo que muchas veces tener el sustrato indicado será el responsable de que nuestra planta prospere (o que no lo haga, la pacha no quiera).
  • El riego, ni muy muy ni tan tan: Las plantas precisan del agua tanto como nosotros. Repetimos, TODAS las plantas necesitan de agua. Así que si vas a tener una planta, regala. Así, las plantas absorben mediante las raíces los nutrientes del suelo y, también, separan la molécula del agua mediante la fotosíntesis transformándola en hidrógeno, que a su vez transformarán en alimento, y oxígeno, que liberarán a la atmósfera. 
    Es importante que el riego no sea excesivo, ya que esto conducirá a que la planta no prospere por diversos motivos: por el ahogamiento de las raíces, o por la proliferación de hongos y bacterias que se generarán gracias a un ambiente muy húmedo en el sustrato.

Estén atentos, próximamente más data sobre todo esto y mucho más!